Salud

Inhalar y exhalar hace milagros por tu salud

El simple hecho de inhalar y exhalar puede quemar grasa, disminuir el estrés y más?si lo haces correctamente.

El problema: ansiedad

Cuando estás ansiosa, limitas tus respiraciones, y cuando limitas tus respiraciones a través de tu pecho, en lugar de hacerlo a través del diafragma, incrementas la ansiedad. La clave para relajarte radica en calmar tu sistema nervioso simpático (el motor que nos prepara o alerta para la acción, que libera adrenalina y hormonas de estrés como el cortisol).

Resultado de imagen para El problema: ansiedad

Intenta esto: la técnica suave vientre 

La mayoría de la gente hace unas 15 respiraciones por minuto, pero cuando estás preocupada, deberías intentar hacer seis o siete, muy lentas y profundas. Para ayudarte a centrarte, di despacio la palabra suave en tu cabeza al inhalar y repite la palabra vientre al sacar el aire. Esta técnica puede estimular tu nervio vago, una parte central del sistema nervioso para simpático,que corre a lo largo de tu abdomen y pecho, y de regreso a la base de tu cerebro.

El problema: padecimiento del corazón

Nos bombardean de señales, sonidos y emociones que ponen nuestro sistema nervioso de punta. ¿El resultado? Largos periodos de presión sanguínea, producción de adrenalina y ritmos elevados, todos los cuales se relacionan con enfermedades del corazón. Respirar mejor puede disminuir la presión sanguínea y el ritmo cardiaco, al activar esa misma respuesta de relajación a través de tu sistema nervioso para simpático.

Intenta esto: alternar respiración nasal

Esta técnica reduce tu pulso y la presión sanguínea diastólica (cuanto más alta sea la presión sanguínea diastólica de una mujer joven, más corre el riesgo de sufrir un ataque cardiaco, un infarto o una falla de riñón.)

Siéntate con las piernas cruzadas (estilo yogui) y cierra los ojos.

El problema: subir de peso

Si has subido unos kilitos, quizá tenga que ver tanto con qué traes en tu cabeza como qué hay en tu plato. El estrés emocional puede causar que subas de peso. Acelera la conversión de calorías en grasa porque cuando estás estresada, eres más propensa a sobrepasarte en los alimentos o hacer elecciones no saludables. Controla el estrés y controlarás tu peso. Una buena manera de hacer eso: enfócate en disminuir tu respiración, que te ayudará a reducir las hormonas del estrés.

Intenta esto: el respiro Despacio, la respiración practicada incrementa la VRC y te hace más consciente de tus acciones, así que deberías ser más capaz de disminuir tu nivel de estrés y controlar tu sobrealimentación.

Opción: el método de respiración hindú, llamado ujjayi. Inhala por tu nariz durante seis segundos, luego exhala por tu boca durante otros seis como si trataras de empañar un espejo, haciendo un sonido ?hahhh? mientras contraes tu abdomen.

En tu próxima respiración, trata de hacer el mismo ruido con tu boca cerrada. Debería sonar como una concha marina en tu oído. Si suena como Darth Vader, probablemente lo estés forzando de más.

 

Related posts

Beneficios desconocidos del cilantro

Karen Ambriz

Los 8 hábitos alimenticios de los millennial

Karen Ambriz

¿Estás a dieta?, sigue estos consejos.

Karen Ambriz

Leave a Comment

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram