Este es el secreto para un abdomen plano

No hay nada mejor para lograrlo que una buena dieta equilibrada, una dosis de ejercicio y excelentes hábitos de sueño y relajación. Sumado a ello, puedes incluir remedios naturales que aceleren el proceso, tales como las infusiones termogénicas e ingredientes que potencien tu actividad diaria, como el bicarbonato de sodio.

Este tipo de aliados en tu cocina son muy útiles para ayudarte en el trabajo de conseguir la silueta que quieres y ahora mismo te decimos cómo aprovecharlos y lo que dice la ciencia acerca de ellos.

¿Cómo usar el bicarbonato de sodio ?

La publicación Nutritional Coaching Strategy to Modulate Training Efficiency, de Karger, recomienda tomar 300 mg de bicarbonato de sodio por cada litro de agua, de 1 a 2 horas antes de hacer ejercicio para aprovechar sus beneficios.

Puedes disolver y beber el bicarbonato de sodio con otros líquidos que no contengan azúcar.

Por otro lado, también es posible combinar este polvo con infusiones que también sean buenas para mejorar la digestión y calmar el apetito, como el té verde, el té de hierbabuena o el té de menta.

¿El secreto para un abdomen plano?

Dicen por ahí que el bicarbonato de sodio es poderoso para adelgazar y bajar de peso al tomarse con limón o con vinagre, pero lo cierto es que no hay estudios que respalden esta información.

El bicarbonato de sodio puede funcionar, siempre y cuando tengas una rutina de ejercicio.

Lo que sí hace este ingrediente, según investigaciones en US National Library of Medicine, es retrasar la fatiga y darte un mayor rendimiento a la hora de hacer ejercicio, lo que puede ayudarte a obtener ese abdomen plano que tanto deseas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *