Meghan Markle habla sobre su aborto espontaneo

Meghan Markle ha revelado al mundo que tuvo un aborto espontáneo, por lo que perdió a su segundo bebé con el príncipe Harry. «Las pérdidas que compartimos» es el título de dicho ensayo en The New York Times, donde además de contar su historia, Meghan Markle revela que este tipo de temas son muy comunes, pero que es sorprendente lo poco que se hablan.

«Era una mañana de julio que comenzaba tan ordinariamente como cualquier otro día: preparar el desayuno. Alimentar a los perros. Tomar vitaminas. Encontrar ese calcetín perdido. Recoger el crayón rebelde que rodó debajo de la mesa. Me hago una cola de caballo antes de sacar a mi hijo de su cuna. Después de cambiarle el pañal, sentí un cólico muy fuerte. Me dejé caer al suelo con él [Archi] en mis brazos, tarareando una canción de cuna para mantenernos a ambos tranquilos, la alegre melodía contrastaba con mi sensación de que algo no estaba bien. Sabía, mientras abrazaba a mi primer hijo, que estaba perdiendo al segundo» es como empieza Meghan Markle esta dura columna donde cuenta la manera en la vivió su aborto espontáneo este verano.

A pesar de la devastadora noticia, Meghan Markle afirmó que el apoyo de Harry ha sido crucial en este difícil momento

Posteriormente, Meghan Markle revela que en la cama del hospital, veía a Harry destrozado por la noticia, y recordando una pregunta que pocas personas le hacen, se da cuenta de que el camino para empezar a sanar, es preguntar a alguien «¿Estás bien?». A partir de esto, Meghan Markle analiza el duro ambiente en el que estás viviendo el mundo por el COVID-19, los disturbios políticos y todos los acontecimientos que pasan en el mundo.

Marie Claire | Por qué Meghan Markle abandonaría Estados Unidos si ganara  Trump

«Una joven llamada Breonna Taylor se va a dormir, tal como lo hacía todas las noches anteriores, pero no vive para ver la mañana porque una redada policial sale terriblemente mal. George Floyd sale de una tienda de conveniencia, sin darse cuenta de que tomará su último aliento bajo el peso de la rodilla de alguien, y en sus momentos finales, llama a su mamá. Las protestas pacíficas se vuelven violentas. La salud se convierte rápidamente en enfermedad. En lugares donde alguna vez hubo comunidad, ahora hay división».

A partir de estas ideas y de analizar el dolor de las pérdidas que todos tenemos hoy en día, es la razón por la que Meghan Markle ha compartido esta noticia: para darle luz a un tema que, de entrada, es poco hablado, ya sea por miedo o nerviosismo (totalmente comprensible, claro), pero que es crucial que se ponga en la mesa para lidiar con él de una manera correcta y, si es posible, con ayuda profesional.

La solidez de la relación entre Meghan Markle y Harry ha sido crucial para salir adelante

«Perder un hijo significa cargar con un dolor casi insoportable, experimentado por muchos pero del que pocos hablan. En el dolor de nuestra pérdida, mi esposo y yo descubrimos que en una habitación de 100 mujeres, de 10 a 20 habrían sufrido un aborto espontáneo. Sin embargo, a pesar de la asombrosa similitud de este dolor, la conversación sigue siendo tabú, plagada de vergüenza (injustificada) y perpetuando un ciclo de duelo solitario». Dentro de su reflexión, Meghan Markle menciona que no sólo se trata de lidiar personalmente con el problema, sino que cuando se visibiliza colectivamente, puede hacer todo más ligero y soportable: «Al ser invitados a compartir nuestro dolor, juntos damos los primeros pasos para sanar».

Meghan Markle revela que tuvo un aborto espontáneo - Gente - Cultura -  ELTIEMPO.COM

Meghan Markle finaliza su columna sobre el aborto espontáneo que sufrió en julio con el cual perdió a su segundo bebé, pidiendo a las personas que preguntemos más por cómo están los demás, pero no de una manera superficial, sino quizás esperar una respuesta que no sea «bien»: «Este Día de Acción de Gracias, mientras planeamos unas vacaciones como nunca antes –muchos separados de nuestros seres queridos, solos, enfermos, asustados, divididos y quizás luchando por encontrar algo, cualquier cosa por lo que estar agradecidos– comprometámonos a preguntarle a los demás «¿Estás bien?» Por mucho que estemos en desacuerdo, por más distanciados físicamente que estemos, la verdad es que estamos más conectados que nunca debido a todo lo que hemos soportado individual y colectivamente este año».

Sin duda esta valiente columna de Meghan Markle está llena de razón: el tema de la muerte gestacional, perinatal, neonatal e infantil sigue siendo un tabú, pero mientras más le quitemos esa etiqueta, y sepamos que es algo más común de lo que parece, será más fácil lidiar con él, además de que colectivamente se encontrarán mejores maneras de ayudar a las familias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *