La celebridad aclaró que el objetivo de su nueva colección de SKIMS está pensada para ofrecer «comodidad y apoyo»

La última apuesta de Kim Kardashian en su exitosa línea de ropa interior moldeadora, SKIMS, ha causado tanta polémica como el nombre inicial que ella había elegido para la empresa, Kimono, que acabó cambiando tras recibir quejas del propio gobierno de Japón.

La celebridad presentó una colección cápsula pensada para embarazadas y mamás recientes, que se pondrá a la venta este miércoles e incluirá sujetadores de lactancia, fajas, mallas compresoras y un mono corto de tirantes en distintos colores, para adaptarse a todos los tonos de piel.

Las críticas no se han hecho esperar y se han centrado en la idea que estaría tratando de rentabilizar: que las mujeres también necesitan prendas que las ayuden a lucir un aspecto más estilizado. Kim quiso aclarar que las prendas que ha diseñado están pensadas para ofrecer apoyo y realzar ciertas partes del cuerpo, no para ‘adelgazar’.

«Si no has estado embarazada, puede que no sepas lo duro que resulta soportar todo ese peso, como me pasó a mí y a otros millones de mujeres fuertes», ha señalado en Twitter.

https://www.instagram.com/p/CFCtrEQAyuK/?utm_source=ig_embed

También aclaró que las fajas para futuras mamás no cuentan con un refuerzo en la zona del vientre y que se han creado para evitar los dolores de espalda. Los leggings, por otra parte, favorecen la circulación y previenen la hinchazón de los pies, «Por la mayoría de los comentarios positivos que hemos recibido hasta ahora de mujeres embarazadas de todo el mundo, me siento increíblemente orgullosa de proporcionar una solución que nos aporta comodidad y apoyo durante los momentos en que más lo necesitamos. Durante el embarazo y después», afirmó Kim.

https://www.instagram.com/p/CFAPw2Ogl8A/?utm_source=ig_embed

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *