Columnas

Como imaginas que sería enamorarte?

Las Cartas que No escribí
Por: Edu Rivera

Como imaginas que sería enamorarte por primera vez?

Muchas veces nos hacemos la misma pregunta, sobre todo cuando anhelas el poder sentir realmente, y más si piensas y sientes en la otra persona.

Desde niñ@s iniciamos jugando a la casita, imaginando, soñando, viviendo y haciendo eso que vemos, en la casa, en las películas, o que nuestros amig@s y vecinos nos cuentan de cómo sería el amor.
Y así, iniciamos ese camino interminable del amor, de enamorarse, de soñar con el ideal que esperamos llegue a nuestras vidas. Que las ilusiones inunden cada momento, que curen el pasado, que se lleven lo que nos duele, o terminen por curar lo que en su momento nos quitó la misma ilusión.

Difícil ?…tal vez
Arriesgado ?…te lo aseguro
Imposible?…Nada es Imposible !! Y menos en el amor

Imagina, tan sólo imagina:
Aprendemos a jugar a la casita, en ese espacio donde sólo respiras amor, donde sólo se vive y pasa lo que tú quieres…
Cuándo tienes tu primer auto, y lo que más importa es poder pasar por ella, que te vea manejar, llevarla al cine, y en el ínter poner la música que sabes, le va gustar, que lleva ese mensaje escondido en la canción, lo que quieres decirle, lo que buscas que escuche.

O la primera vez que salen de noche, al antro o al bar donde puedan brindar por primera vez, donde pidas que toquen, esa canción que puede llegarle a los sentidos, que despierte su romanticismo o su atención en ti, que puedan bailar y reír, sonreír de más a cualquier comentario o insinuación.

Vivir un fin de semana, lejos de los amigos, la familia, el trabajo, de todo lo que les rodea, para estar solos, el uno con el otro !! Disfrutar de una comida, una cena con velas, la habitación con chimenea, ver las estrellas recostados en el pasto junto a una fogata, o tan solo iluminados por la luna. Tomados de las manos, mirándose de cerca, llenando tus ojos con su mirada, respirar su aliento, tocar sus labios, su sabor, llenarse de ella, impregnarte de su aroma sabiendo que ese perfume, nunca, nunca…dejara de recordártela.

Escaparse un día, dedicarse el tiempo para decirse esas cosas que a veces no se dicen, para disfrutar del día que no alcanza, que miras el reloj y pasan tan rápido las horas, los minutos…desde que la viste y le entregaste ese ramo de flores rojas, su sonrisa, el beso de gracias, hasta que llega la noche y sólo susurros salen con ún buenas noches. Quedarte dormido mirándola, tocando su pierna, sentirla…y no querer cerrar los ojos para que no termine el día. Y soñar, sabiendo que es el mismo sueño de amor, de pasión de aventura…

Tomar su mano, sentir su piel, caminar a su lado, ahí, donde puedas mirarla de reojo y sonreír…sabiendo que se pertenecen, que son uno mismo, que laten, que vibran al mismo tono. Que a partir de este comienzo viven para sentirse, para amarse. Tatuar su piel en tu piel, ese es el verdadero contrato del amor…el que Tú escribes, el que Uds quieren, el que sabes que lleva todos los acuerdos, las promesas, los decretos, los votos…ese, ese mismo que estás pensando y sintiendo se llama Amor Incondicional…y este, no tiene regreso, ni duda, tampoco intercambio o condiciones. Sólo se da acompañado de uno mismo.

Si te vas a estrellar, estréllate !!…pero también sino estás dispuesto..No lo hagas, el precio a pagar va ser muy alto

Nada puede ser mejor que vivir y sentir el amor, enamorarse, entregarse, arriesgarse…
Toma su mano, abraza y siente su calor, su latir…y en verdad..

Vuélvete un Supermán…para volar juntos a cualquier lugar !! Y te darás cuenta que no hay sol sin ella, que no hay luna sin verla…que no hay día sin tenerla…

Related posts

“Las Cartas que No Escribí “…Tres Palabras…

admin

Incendio en Notre Dame

admin

5 Libros que debes de Leer

admin

Leave a Comment

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram