¿Los jabones íntimos son buenos o malos?

Es una controversia desde que su uso se comenzó a hacer más frecuente en los últimos años, pues existe quien ama usarlos, ya sea por los beneficios que ha leído de ellos o por publicidad, y también existe quien está totalmente en contra de sus propiedades.

Recomendaciones al elegir un jabón íntimo

  • Cuando lo uses, jamás lo introduzcas en el interior de la vagina y en caso de cualquier síntoma anormal, deja de aplicarlo y comunícate con tu ginecólogo.
  • Lee las etiquetas y verifica que el producto que compres esté certificado por las regulaciones sanitarias, esté en caducidad y sea libre de alcoholes y fragancias. Estos componentes secan y desequilibran la delicada piel de la zona sur (aún más con la fricción de la ropa), así que evítalos a toda costa.
  • Consulta con tu médico qué jabón es mejor para ti. Las fórmulas suaves, con un pH adecuado que cuide la microbiota vaginal, son las que deben estar en primer lugar de la lista.

Recuerda que una buena salud vaginal no te la da un jabón o producto mágico, sino una higiene frecuente y correcta, además de revisiones médicas anuales y una buena alimentación.

¿Usar o no jabón íntimo?

La vagina es muy delicada y, por ello, tiene una microbiota (conjunto de bacterias o microorganismos buenos) que la protege de los agresores externos que pueden causar infecciones. Cuando hay un desequilibrio en la flora vaginal, incrementa el riesgo de contraer enfermedades, y es por eso que hay que mantener el área limpia y libre de factores que la alteren.

La piel de la vagina está en contacto con orina, sudor, menstruación y otras secreciones. ¡Es imprescindible mantenerla limpia!

Aquí es donde los jabones íntimos podrían parecer una buena solución para mantener la vagina limpia pero, ¿por qué dicen que son tan malos? La doctora Julie Salomon, experta en ginecología y obstetricia, desmiente el mito de que son una amenaza, pues revela que el jabón íntimo se puede usar sin ningún problema, con la condición de que no se introduzca dentro de la vagina, dado que esto ‘barre’ las bacterias buenas que la protegen.

Además, revela que es infalible elegir el jabón correcto: ‘Tu vagina tiene bacterias que te protegen y un pH ácido. Siempre y cuando el jabón tenga un pH de 3 o 4 lo puedes utilizar, aunque no es necesario’

Y es que, como lo dice la ginecóloga, usar jabón íntimo no es necesario, ya que la vagina tiene el poder de limpiarse sola y, al elegir un producto incorrecto (como los de supermercado), sólo se irritará la mucosa que la protege. No obstante, aunque no es un must en tu rutina, tampoco es malo darle una oportunidad para conservar el área limpia de manera tópica, por lo que si quieres probar uno, estas son las consideraciones que debes tener.

Los jabones con un pH diferente al de la vagina, pueden alterarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *