El desmaquillante y limpiador multiusos

La multifuncionalidad es ahora el objetivo. Un sérum que ilumina y que sirve de prebase; una base de maquillaje con SPF y que además es tratamiento porque lleva ácido hialurónico incluido; una crema hidratante que además es acondicionador de labios… y así, un montón de concatenaciones fascinantes que hacen que estos productos sean los que realmente nos merecen la pena a quienes nos dedicamos a esto.

Emma Hardie | Selección de productos – Marikowskaya.com

Y en este marco perfecto introducimos los mil y un usos de Moringa Cleansing Balm. Se trata de un bálsamo enriquecido que limpia, trata y nutre la piel. Es uno de los desmaquillantes más eficaces del mundo. Y suscribo: desmaquilla el rostro más maquillado, incluidos los ojos, sin dañarlos.

Pero además, no sólo es un desmaquillante sin más. Sirve las veces de limpiadora (sin maquillaje de por medio), como de mascarilla iluminadora, de acondicionador de labios ¡y hasta de pestañas!

Su textura es extremadamente agradable. Su olor no tiene precio y es algo aceitosa. Cosa que no impide que lo usen las pieles grasas o con tendencia a los granitos porque, de hecho, las limpia en profundidad. Está formulada con semillas de moringa, hinojo marino salvaje y vitamina E. Limpia no sólo de forma superficial, sino también en profundidad (dejando impolutos los poros).

Y son precisamente estos ingredientes los que potencian su multifuncionalidad: son altamente hidratantes y de ahí que se utilice como mascarilla y tratamiento nocturno (hay quien la deja actuar toda la noche).

Cómo se usa

En mi caso, lo he hecho de mil maneras. Aplicándola en seco, humedeciéndola después con movimientos con los dedos de forma lineal (la propia Emma Hardie así los recomienda, en vez de circulares) y retirando con la muselina de algodón que siempre la acompaña.

Muselinas de Emma Hardie

También la he usado sobre la piel húmeda e incluso humedeciéndola en la palma de la mano con agua antes de la aplicación. La textura aceitosa cambia con el contacto con el agua y se convierte en una especie de leche igual de agradable.

La terapeuta incluso recomienda usarlo como tratamiento para el contorno de los ojos o para los codos, talones o rodillas dañadas (recuerda esto en verano): “Está lleno de ingredientes hidratantes que restauran y ayudan a que la piel parezca más juvenil y esté completamente revitalizada. No hay que tener miedo a utilizarlo en el contorno de los ojos como un tratamiento intenso o incluso en los codos y rodillas agrietados”.

Emma Hardie: Moringa Cleansing Balm | The Singular Olivia

La experta también aconseja usarlo en las zonas más secas del cuerpo, porque las revitaliza al momento. Incluso en los labios, actuando de exfoliante y acondicionador antes del labial, aplicando una capa generosa sobre ellos, dejando actuar unos segundos y retirando después con agua y la muselina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.