Debes de conocer la causa de que tus cremas no funcionen como lo deseas

Como pocos sabemos , el colágeno es un elemento que ha adquirido cada vez más importancia en el mundo de la belleza y todos los suplementos y productos que podemos encontrar al día de hoy en el mercado son la prueba. 

¿Cuáles son los beneficios del colágeno en la piel?

El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo y ayuda a que las células de la piel se reparen a sí mismas. Los niveles altos hacen que el rostro esté suave, liso y firme, pero a medida que pasa el tiempo, el organismo deja de producir la misma cantidad de colágeno y es por eso que se debe estimular o conseguir de fuentes externas.

Además, entre los 25 y 40 años, el cuerpo comienza a perder de forma paulatina el 1% de colágeno al año.

¿Por qué los productos de belleza no funciona?

En la búsqueda de obtener más colágeno, muchos optan por utilizar productos de piel con esta proteína en su fórmula y caen en el error de comprar cremas, sueros, o cualquier otro tratamiento con colágeno que ‘aporte juventud’. Sin embargo, ¡esto no funciona! ¿Por qué? “La molécula de colágeno es demasiado grande como para penetrar en la piel”

Los especialistas saben mejor que nadie que este es un gran error, pero otro más grande es creer que las cremas por sí solas son el elixir de la juventud. Si lo has llegado a pensar y te has dejado llevar por la fiebre del colágeno en redes, ¡detente un momento!

Así tengas la crema más costosa y recomendada en redes, no funcionará si no conoces lo que hay detrás de ella y no llevas una rutina de piel sana.

Primero, debes saber que una piel joven se logra con hábitos saludables, perseverancia y tratamientos cosméticos en conjunto. En segundo lugar, es fundamental informarse sobre las funciones REALES de los ingredientes de un producto, y evitar gastar en lo que ‘está de moda’ o de lo que todos hablan. Las compras inteligentes salvarán tu cara y tu cartera.

¿Cómo puedo obtener más colágeno?

Si queremos obtener colágeno de forma externa, podría funcionar ingerido, pero hay que tomar del tipo III, pues es el que abunda en la piel. No obstante, otra forma más efectiva es estimular la producción de colágeno que ya tenemos dentro, con la aplicación tópica de vitamina C en el rostro. “Sin vitamina C, se produce un colágeno de menor calidad,”

La vitamina C se encuentra en tónicos, sueros y cremas. Asegúrate de elegir con tu dermatólogo la mejor opción para ti.

De esta manera, podremos lograr (poco a poco) que el colágeno de la piel sea más alto y efectivo, y se refleje en mayor firmeza y tersura. En resumen, si quieres un cutis que se mantenga joven por más tiempo, el mejor combo es tener hábitos saludables que preserven y estimulen el colágeno al natural, además de usar los productos correctos en tu rutina de belleza y dieta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *