Usar skinny jeans o tacones puede parecer trivial. Sin embargo, la ropa y los zapatos SÍ tienen un impacto en tu salud. Así que para prevenir infecciones de hongos, infecciones del tracto urinario y otro tipo de dolencias, te decimos qué prendas de tu clóset de están enfermando.

Ropa que es mala para tu salud

Skinny jeans, malos para la circulación

Los jeans muy apretados aprietan las venas de tu entrepierna, lo que reduce el flujo de sangre a la parte inferior de las piernas.

Este fenómeno de mala circulación sanguínea puede causar entumecimiento y en algunos casos extremos daño muscular. Eso es lo que le sucedió a una mujer de 25 años en junio del 2015, tras usar por varias horas unos pantalones demasiado apretados. El resultado fueron 4 días de hospitalización.

Pero el hecho de que tus piernas estén comprimidas no es el único problema. Cuando usas ropa apretada en general, la tela se frota contra tu piel, lastimando la primera capa de piel, la cual te protege contra infecciones.

Además, la ropa ajustada te hace sudar más, lo que promueve infecciones bacterianas. Para eliminarlas necesitarás más de una visita al dermatólogo, crema de cortisona y cremas anti micosis o antibióticos. No, no suena nada bien.

Resultado de imagen para Skinny jeans, malos para la circulación

Si amas los jeans ajustados, no te preocupes, simplemente opta por los que tienen mezclilla sketch. Siempre lávalos después de usarlos.

Rompers, responsable por infecciones del tracto urinario

Esta prenda hecha de una sola pieza puede lucir increíble, especialmente en verano. Hacen que tu silueta se vea elegante y hermosa.

Lamentablemente, es menos divertido cuando se trata de quitarte TODO cuando tienes que ir al baño. Es justamente la razón por la que intentas tomar menos agua.

Cuando ignoras tus ganas de hacer pipí, la orina se queda en tu vejiga. Esto puede causar dolor intenso en la espalda baja o incluso en la panza. Dolores que vienen acompañados de infecciones del tracto urinario.

Así que el tip #1 es pensar en tomar mucha agua e ir al baño por lo menos cada tres horas.

Pijama sucia, conduce al desarrollo de bacterias

Tendemos a olvidar cambiar nuestra pijama de manera regular, pero tienes que hacerlo como si fuera cualquier otro tipo de prenda. Especialmente para las personas que duermen sin ropa interior, ya que la pijama está en contacto directo con la piel y las membranas mucosas.

Ignorar este aspecto te pone en riesgo de desarrollar bacterias. Alternativamente, mejor duerme desnuda sin pijama, o simplemente en ropa interior.

Leggings, factor de repetidas infecciones

Los leggings tienen de bueno que se ajustan perfecto a nuestra figura, entonces siempre se ven increíbles. Pero justamente por esto, están todo el tiempo frotando tu piel, por lo que se interrumpe el ciclo natural de transpiración.

En otras palabras, los leggings que tanto amamos podrían ser la prenda más cochina que tienes en tu guardarropa.

Deja los leggings para tu sesión de gym y úsalos solamente cada dos días (siempre lavándolos).

El traje de baño, responsable por infecciones

Ten cuidado con tu hot bikini y con estarlo usando cuando aún está mojado, en especial en tus partes privadas. Es una cuna de bacterias especialmente si tu traje de baño está hecho de tela sintética.

Si eres propensa a las infecciones, usar un traje de baño subirá muchísimo el riesgo.

Sabemos que es difícil estar todo el tiempo seca, en especial en verano. Así que te recomendamos tirarte en el sol lo más rápido posible al salir de la alberca para que la tela se seque. Si ya no te meterás más a la alberca simplemente cámbiate a un outfit mas ad hoc.

¿Qué ropa interior usar para evitar problemas de salud?

La tanga, una puerta abierta a los hongos vaginales

Usar tangas muy ajustadas podría causar una nueva infección vaginal por bacterias. Estas podrían irse del ano a la vagina.

La mejor solución es usar una tanga ligeramente más grande u otro tipo de ropa interior como panties o un calzón normal.

Medias y fajas

Las medias controladoras y algunas fajas podrán parecer inofensivas, pero podrían ser más peligrosas que los skinny jeans.

Los expertos han demostrado que este tipo de ropa interior, si es elegida demasiado pequeña, puede aplastar los órganos y causar dolor de estómago y reflujo.

Resultado de imagen para fajas kim

Si continúas usándolos así, intenta solo traerlos puesto poco tiempo durante el día.

Accesorios, malos para la piel

Diadema deportiva, la causante de granitos e imperfecciones

Usar pulseras o diademas para que absorban el sudor, también recolectan todas las bacterias, incluso cuando están secas.

Si las usas de manera recurrente, podrían salirte más granos e irritaciones en la piel. Nada alarmante.

La varilla del bra, causa de irritación

Como los botones, la varilla del brasier y el gancho de atrás podrían muy probablemente ser de nickel.

Para protegerte de la irritación que podría causar este tipo de metal, te recomendamos un brasier sin varilla o con ganchos en otra parte en donde no tengan tanto contacto con tu piel.

Los botones de los pantalones, responsables por alergias de piel

Ya que los botones con nickel pueden causar irritación la piel, usar cualquier pantalón con botones podría detonar alergias en la piel, cerca de tu ombligo o en tu estómago en general.

Si nunca lo has experimentado, te damos un sencillo remedio: pinta los botones con un poco de esmalte de uñas transparente.

El color de tus calzones tiene TODO que ver

El colorante de tela puede causar irritaciones en la piel frágil alrededor de la vagina, especialmente si tienes eres sensible y eres propensa a las infecciones vaginales.

La tela sintética también podría ser un problema, por lo que para el día a día te recomendamos algodón blanco.

Los zapatos que no te recomendamos

Tacones, responsables por desbalances musculares en los tobillos

Los zapatos de tacón son responsables por todo tipo de accidentes, pero eso no es todo. Usarlos mucho tiempo puede causar un desbalance muscular en los tobillos, causando  lesiones internas,de acuerdo a un estudio publicado en el International Journal of Clinical Practice.

Por fortuna, los investigadores han demostrado que hacer ciertos tipos de ejercicios reducen este tipo de deformidades y el dolor del pie en general.

Flip flops, una puerta abierta a la bacteria

Los expertos dicen que las chanclas pueden exponer a tus pies a todo tipo de problemas; bacteria, virus, hongos y problemas de piel que van desde ruptura de la piel hasta problemas con el sistema inmune.

Además, usar este tipo de zapatos por mucho tiempo puede deformar los dedos y causar dolor en el arco.

Resultado de imagen para Flip flops melissa

Usa tus chanclas en la regadera y en la alberca, pero evita usarlas TODO el verano.